viernes, 20 de abril de 2012

El ladrón convertido



Moody cuenta el caso de un ladrón llamado Burke, quien leyó en la cárcel un sermón en el diario de la ciudad, cuyo título era: “El carcelero atrapado”. El título le sugestionó pensando que sería una interesante historia carcelera.
Era, naturalmente, la del capítulo 16 del libro de los Hechos. La pregunta del desesperado guardián de presos le interesó y también la respuesta del apóstol. El mensaje de la salvación llegó a su alma y fue convertido.
Años más tarde Moody visitó a esta “nueva criatura en Cristo”, viéndole rodeado de joyas y valores, pues era nada menos que el guardián de la caja fuerte de un banco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada